jueves, 23 de noviembre de 2006

Llorar un nombre

Cuantas hojas tenga en mis manos
Debería escribir
Todas las palabras que lleguen
Te tengo que decir
Y si las absurdas palabras
Se hacen ausentes
Yo pondría en el papel mi alma
Mi corazón, mi mente
Si las palabras se fueran
Yo las cazaría para vos
Las traería de las orejas
Las haría hablar
Las haría gritar
Las haría…
Las haría…
Las haría llorar tu nombre.